Los ‘affluent’ mexicanos, lejos del negocio ‘fintech’

0
163
Guerra Beneficios

Por Bárbara Anderson

Si bien las empresas fintech han crecido de manera enorme en México, aún no han llegado al target más atractivo del mercado: el de los affluents”, me explicaba Óscar Díez, el nuevo country manager de Indra en México (pero que llevaba años en el segmento de TI como director de Minsait).

Los affluents comparten las características de ser jóvenes, urbanos, profesionales, digitales y con ingresos medios altos a altos (algunas consultoras los ubican en un rango de ingresos que arranca en los 2 millones de pesos al año). Se calcula que en México representan 14 por ciento de la población. “Es el segmento donde más dinero se mueve en el mundo de los servicios y las apps; es el que hizo crecer a Uber y Rappy, por ejemplo”, agrega Díez.

Como consumidores sofisticados, están buscando las mejores experiencias y servicios a los que pueda acceder solo usando su teléfono. Y si bien ya todos los bancos tienen sus servicios on demand telefónicos y propuestas digitales, en realidad no terminan de convencer a este grupo.

Bank Generation

De hecho la mayoría de las empresas fintech que operan en el país, de un total al primer semestre del año de 334 compañías, la mayoría están enfocadas a segmentos no bancarizados, a la base de la pirámide, pero ninguna a este nuevo “grupo” de consumo.

Y eso que ya el ecosistema mexicano (como le dice la propia industria) de las fintech mexicanas no ha dejado de crecer y ya es el segundo después de Brasil y es tres veces más grande que el de Argentina. “Los que si vieron este potencial en el país son los bancos, que son ciento por ciento digitales, como Sabadell (que ya opera en México) y los que están por llegar, como Openbank de Banco Santander, Revoult, Moven y Simple (BBVA)”, agrega Díez, quien conoce de cerca el sector y el crecimiento cuántico que puede representar, ya que desde Minsait (la firma de transformación digital de Indra) logró el mayor porcentaje de crecimiento del conjunto de Indra en el país.

Hoy dos terceras partes de los ingresos de Indra son de asesoramiento digital y solo un tercio a los negocios tradicionales del gigante español (defensa, tráfico aéreo y transporte). Si uno revisa el perfil de las empresas fintech que en el último año se afianzaron en el mercado financiero mexicano, muy pocos están pensando en los affluents, “un segmento de consumidores que quiere que su banco esté donde ellos están”.

Según el informe de Finnovista, los nichos en los que están la mayoría de estas firmas son pagos y remesas (23 por ciento), préstamos (22), gestión financiera empresarial (13), finanzas personales (11), financiamiento colaborativo o crowdfunding (9), seguros (6) quedando la banca digital en apenas 1 por ciento. http://www.milenio.com/opinion/barbara-anderson/nada-personal-solo-negocios/los-affluent-mexicanos-lejos-del-negocio-fintech